Noticias

Higiene postural para el dolor lumbar



julio 1, 2022

Postura para el dolor de espalda

El dolor de espalda, ya sea en el cuello o en la parte superior o inferior de la espalda, es una queja común de la gente en todas partes. A menudo, estos problemas surgen porque utilizamos una mala postura durante nuestras actividades cotidianas.  Si notas alguna molestia en la espalda o el cuello y quieres saber cómo mejorar tu postura, ¡sigue leyendo!  Nuestros expertos en columna vertebral están encantados de compartir sus recomendaciones y consejos para una buena salud postural.

Debemos ser conscientes de que la postura es importante a la hora de realizar nuestras actividades diarias. De hecho, practicar una correcta higiene postural cada día es esencial para cuidar la columna vertebral.  Para ayudarte a ello, los expertos del Instituto Clavel y el centro de fisioterapia FisioSpine han elaborado estas pautas básicas a tener en cuenta a la hora de realizar determinados movimientos o utilizar diferentes posturas a lo largo del día.  Pero antes, empecemos por entender qué entendemos por una correcta higiene postural.

Cuando hablamos de higiene postural, nos referimos a utilizar la postura que los expertos recomiendan para evitar dañar o lesionar la espalda.  Para utilizar una buena postura, es importante tener en cuenta todos los movimientos típicos que hacemos y las posiciones que utilizamos a lo largo del día.  A continuación, te ofrecemos algunos consejos y describimos algunos ejercicios que te ayudarán a practicar una correcta higiene postural durante diferentes actividades cotidianas.

Síntomas de dolor de espalda por malas posturas

El dolor lumbar es muy común y una de las principales razones para faltar al trabajo. Esto se debe a que la parte inferior de la espalda soporta el peso de la parte superior del cuerpo y está sometida a mucha tensión y esfuerzo, especialmente durante los movimientos cotidianos como levantar y girar.

Una de las dos causas típicas del dolor lumbar es una lesión repentina o el desgaste provocado por la edad, la artritis y la actividad física. Sea cual sea la causa de su dolor lumbar, he aquí 10 recomendaciones que pueden ayudarle a aliviarlo y a prevenir futuros problemas.

Para proteger la zona lumbar de las lesiones, es importante mantener una postura adecuada al realizar actividades físicas, especialmente si practica algún deporte o tiene un trabajo que requiera movimientos repetitivos. Evite encorvarse todo lo posible y procure mantener la columna vertebral erguida. Al levantar objetos, doble y enderece las rodillas, no la cintura. Y asegúrese de mover las caderas al girar de un lado a otro.

Puedes evitar el dolor lumbar manteniendo una postura adecuada al sentarte. Si tienes un trabajo de oficina, mantén los pies apoyados en el suelo y utiliza una silla que proporcione apoyo a la parte inferior de la espalda. Además, evita encorvarte hacia delante para ver la pantalla del ordenador y extender los brazos hacia delante para utilizar el ratón o el teclado.

Postura de dolor de espalda superior

En los últimos años, los conocimientos científicos sobre la lumbalgia han aumentado considerablemente, y a veces han hecho saltar por los aires conceptos que se creían inamovibles. Si consideramos la higiene postural, cuyas técnicas se conceptualizaron en los años 70 y siguen siendo ampliamente utilizadas, no sólo no se han confirmado algunos axiomas, sino que algunas evidencias sugieren que a veces puede tener efectos deletéreos. Tras revisar estos elementos, parece que no existe una fórmula sencilla aplicable a todos los pacientes con lumbalgia. En cambio, ofrecemos elementos de reflexión para que cada terapeuta pueda adaptar su práctica de forma individual.

Dolor de espalda postural

Para prevenir el dolor de espalda, hay que empezar por evitar las posturas en las que la columna vertebral está sometida a tensión, mientras se duerme, en el trabajo, con los niños, haciendo algún tipo de deporte, etc. Al aprender una buena postura, estarás desarrollando músculos más fuertes, mayor estabilidad y, a largo plazo, tu cuerpo aprenderá a adoptar automáticamente una posición correcta sin que tengas que pensar demasiado en ello.

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la supervisión directa de un médico, su diagnóstico o el tratamiento que pueda prescribir. Tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

Plazo de conservación: Los datos del interesado serán tratados mientras exista un interés mutuo por los mismos. El interesado puede revocar su consentimiento en cualquier momento y sus datos serán eliminados.

You Might Also Like