Otros

Angiotac cerebral



julio 13, 2022

Ct angiography protocol radiology

The challenge in evaluating and treating the patient with vertigo and dizziness lies in correctly identifying the etiology of the complaint, and the differential diagnosis is broad. It is common for physicians evaluating these patients to use imaging tests as the first diagnostic approach to rule out central causes of the symptom.

A study of contrast-enhanced angiotomography and MRI concluded that the diagnostic and therapeutic efficacy of neuroimaging in patients with uncomplicated vertigo is extremely low [12]. Several articles do not routinely recommend it [12,13].

In this study we aim to know what profile of patients with vertigo and dizziness have neuroimaging tests performed, as well as to quantify and describe the radiological findings found. We also analyzed the cost-utility of CT and MRI in the study of these patients.

From the review of the clinical history we studied demographic variables of the patients (age, sex, country of birth) and clinical variables (psychiatric/psychological pathology and emergency room attendance due to vertigo).

Angiografía por TAC radiología cerebral

Es una práctica cada vez más habitual indicar un procedimiento de endarterectomía carotídea basándose en la información que aportan pruebas no invasivas como la ecografía dúplex, la angiografía por RM o la angiografía por TC, obviando así la realización de una angiografía cerebral convencional. Presentamos un caso de estenosis sintomática del 80% de la arteria carótida izquierda en el que la angiografía cerebral mostró la ausencia del segmento A1 derecho y territorios bilaterales de la arteria cerebral anterior que se llenaban sólo de una inyección izquierda. Sólo 90 segundos después de pinzar la arteria carótida en el cuello, la oximetría cerebral y los potenciales evocados somatosensoriales descendieron significativamente, lo que se recuperó tras la retirada inmediata del clamp. Se descartó la endarterectomía y se colocó con éxito un stent carotídeo. Este caso destaca la importancia de conocer la dinámica de la circulación sanguínea cerebral distal a la estenosis. Si se hubiera intentado la endarterectomía, el desconocimiento de la información proporcionada por la angiografía cerebral habría provocado probablemente una isquemia bi-hemisférica grave.

Angiografía cerebral

La angiografía por tomografía computarizada (ATC) utiliza una inyección de material de contraste en los vasos sanguíneos y una tomografía computarizada para ayudar a diagnosticar y evaluar enfermedades de los vasos sanguíneos o condiciones relacionadas, como aneurismas u obstrucciones. La ATC suele realizarse en un departamento de radiología o en un centro de diagnóstico por imagen para pacientes externos.

Informe a su médico si existe la posibilidad de que esté embarazada y coméntele cualquier enfermedad reciente, afecciones médicas, medicamentos que esté tomando y alergias. Se le indicará que no coma ni beba nada varias horas antes. Si tiene una alergia conocida al material de contraste, su médico puede recetarle medicamentos para que los tome antes del examen de ATC para reducir el riesgo de una reacción alérgica. Deje las joyas en casa y lleve ropa holgada y cómoda. Es posible que le pidan que se ponga una bata. Si está amamantando, hable con su médico sobre cómo proceder.

La angiografía por TAC utiliza un escáner de TAC para producir imágenes detalladas tanto de los vasos sanguíneos como de los tejidos en varias partes del cuerpo. Durante el examen, se inyecta material de contraste a través de un pequeño catéter colocado en una vena del brazo. Un tecnólogo radiológico captará imágenes de TC de alta resolución mientras el material de contraste fluye por los vasos sanguíneos.

Cómo leer un angiograma cerebral por TAC

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Angiografía cerebral» – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (diciembre de 2009) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La angiografía cerebral es una forma de angiografía que proporciona imágenes de los vasos sanguíneos del cerebro y sus alrededores, lo que permite detectar anomalías como malformaciones arteriovenosas y aneurismas.

Por lo general, se introduce un catéter en una arteria grande (como la femoral) y se conduce a través del sistema circulatorio hasta la arteria carótida, donde se inyecta un agente de contraste. Se toma una serie de radiografías a medida que el agente de contraste se extiende por el sistema arterial del cerebro, y luego una segunda serie cuando llega al sistema venoso.

Además, la angiografía cerebral permite realizar determinados tratamientos de forma inmediata, en función de sus resultados. En las últimas décadas, la angiografía cerebral ha adquirido así una connotación terapéutica gracias a la elaboración de técnicas terapéuticas endovasculares. La embolización (una técnica quirúrgica mínimamente invasiva) ha desempeñado con el tiempo un papel cada vez más importante en el tratamiento multimodal de las MAV cerebrales, facilitando el tratamiento microquirúrgico o radioquirúrgico posterior. [2][3] Otro tipo de tratamiento posible mediante angiografía (si las imágenes revelan un aneurisma) es la introducción de bobinas metálicas a través del catéter ya colocado y maniobrado hasta el lugar del aneurisma; con el tiempo estas bobinas favorecen la formación de tejido conectivo en el lugar, reforzando las paredes del vaso[4][5].

You Might Also Like